martes, 15 de febrero de 2011

Desde pequeño...



Me regalaron una Hilty de pequeño, me encauzaron por el buen camino. Quería poner parabolts en mamá, para hacerla más segura... es que era M2+ subirme a mamar una tetilla y claro... en 6a andaba pillado...

Papá me daba la bronca porque en vez de poner parabots del 12 inoxidables ponía parabolts de 8mm y como todos sabemos no aguantan mucho y no están recomendados para vías de escalada deportiva. Que me regale los Long-Life no te jode... con lo caros que están.

Ahora que soy mas grande sigo alicatando las escuelas, aunque hay algunos de los malos que no me dejan y me quitan las chapas y me aplastan los esparragos. Papá me ha dicho que ponga químicos, pero es un coñazo y a mi ahora lo que me mola es encadenar y ponerme en el 8a.nu. sacando pechito. Da igual que entre a las vías con las cintas puestas, las pone mi primo con la caña. Así a lo tonto entramos con la tercera chapa mosquetoneada y nos ahorramos el mal rollo de caer... Y todos mis colegas me gritan: ¡Vamos bicho! y yo le meto "mecos" y "mecos" a las vías...

Creo que voy a venderle el taladro al Varek ese... que siempre va a mano y con los friends colgando. Qué pringao con lo que mola ser un "lolo" y que te saquen en la escalar colgado de brazos y con cara de chungo...

Bueno, me voy a la pasarela de Patones a escalar...

¡Salud y encadenes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los sabios hablan porque tienen algo que decir. Los tontos hablan porque tienen que decir algo.